Exposición Cine y emociones. Un viaje a la infancia Exposición Cine y emociones. Un viaje a la infancia Exposición Cine y emociones. Un viaje a la infancia

Las películas protagonizadas por niños tienen la capacidad de invitar al espectador a una regresión, a una identificación profunda con el mundo de la infancia y con su propia biografía.

“Cine y emociones. Un viaje a la infancia”, realizada en colaboración con La Cinémathèque française, repasa esta relación emocional con títulos y materiales vinculados a la niñez.

Entrada gratuita para clientes CaixaBank

Mándaselo a un amigo o amiga
Exposición organizada por la Cinémathèque française y la Obra Social “la Caixa”

“CUANDO DE PEQUEÑO ME LLEVARON AL CINE, LO PRIMERO QUE SENTÍ ES QUE ACCEDÍA A UN MUNDO MÁGICO. UN MUNDO DE SUEÑOS. UN LUGAR QUE DESPERTABA Y POTENCIABA MI IMAGINACIÓN”. Martin Scorsese

¿Es posible viajar a la infancia? ¿Volver a sentir las emociones como fueron experimentadas siendo niños? La gran pantalla propone un juego en el que participan todos los espectadores, quienes viven su niñez en presente y quienes la dejaron atrás. La exposición se plantea en torno a once bucles con fragmentos de películas, cada uno de ellos diseñado para generar una determinada emoción.

 

Los vídeos están acompañados por materiales diversos que muestran todo lo que rodea la creación del filme: dibujos, storyboards, fotografías de rodaje, carteles, maquetas, vestuario, etc. Se desvela así lo que pasa detrás de la cámara, todo aquello que hace posible la creación de ese mundo, para descubrir que son tan fantásticas las herramientas con que trabaja como genuinas las emociones que es capaz de despertar.

LA GRAN ILUSIÓN: UN CARRUSEL DE EMOCIONES
 

A lo largo de la muestra, siete ámbitos entrelazan películas y materiales de diversa índole para conformar un retrato emocional de la niñez. La exposición se inicia con el ámbito “Alegría”, que muestra películas que reflejan el afán de los niños por aprender y por vivir, sus ganas de ser entendidos y protegidos y su capacidad para reinventar el mundo, una virtud que se olvida con el paso del tiempo pero que el cine es capaz de volver a activar. “Rabia” explora los instantes de enfado y frustración que se viven durante la infancia, que quedan grabados en la memoria y que se reconocen al verlos en la pantalla. “Risa” muestra cómo la risa de los niños en el cine se contagia a los espectadores, no solo por la ternura que provoca sino también por la identificación con la travesura, la situación inesperada o la invención de algo nuevo y disparatado. 

¿QUIERES RECIBIR TODAS LAS NOVEDADES SOBRE CAIXAFORUM PUNTUALMENTE EN TU CORREO?

La soledad, el abandono o el rechazo son algunos de los sentimientos tratados en “Lágrimas”, como manifestaciones del sufrimiento infantil que generan en el espectador una sensación de dolor compartido. “Miedo” explora los momentos de terror durante la infancia. El miedo puede ser producto de una fantasía, pero su efecto es real en estos pequeños y en quienes los miran desde la butaca. “Valentía” recuerda que en la infancia se puede ser también el más valiente gracias a una energía que permite superar cada desafío que el camino plantea. Paradójicamente, el valor de los más pequeños enseña a los mayores que sus desafíos a veces no son tan difíciles de afrontar. Por último, “Ilusión”, para hablar de la fascinación que genera el cine en los espectadores. ¿Cómo se construye esa ilusión? ¿cómo la viven los niños cuando juegan a ser cineastas?