Hermen Anglada-Camarasa y Joaquim Mir en Mallorca Hermen Anglada-Camarasa y Joaquim Mir en Mallorca Hermen Anglada-Camarasa y Joaquim Mir en Mallorca

La obra de Hermen Anglada-Camarasa y Joaquim Mir, dos de los grandes paisajistas de la pintura catalana, confluye en su admiración por el paisaje de Mallorca.

En la muestra se pone en diálogo La cala encantada, de Mir, y Tormenta en la playa, de Anglada-Camarasa, un conjunto representativo de la pintura que se desarrolló en la isla en la primera mitad del siglo XX. 

entrada 6 €

Gratis clientes CaixaBank y menores de 16 años

El descubrimiento de Mallorca fue decisivo para ambos pintores: les permitió encontrar un lenguaje propio, moderno y original, lleno de luz, color, sensaciones y formas que dieron vida a algunas de sus mejores creaciones.

Joaquim Mir se formó con Lluís Graner y en la Escuela de Llotja de Barcelona y, desde 1893, se integró en la llamada Colla del Safrà (Grupo de Azafrán). Por su parte, Anglada-Camarasa, dos años mayor, se formó con Modest Urgell y Tomás Moragas haciendo estancias entre Vilanova i la Geltrú y Arbúcies. En 1894 partió hacia París, donde inició una estancia de gran éxito y reconocimiento internacional que perduró hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial. Con todo, Anglada-Camarasa también hizo varias estancias en Barcelona, ciudad donde es probable que ambos pintores coincidieran, especialmente en alguno de los cenáculos del modernismo como la Sala Parés o Els Quatre Gats.

 

 

Mir marchó hacia Mallorca a finales de 1900. Esa estancia, que duró cuatro años, transformó su manera de entender la pintura de paisaje. Anglada-Camarasa, por su parte, llegó a la isla en torno a 1909, pero no se instaló definitivamente hasta 1914.

La actual muestra presenta una selección de la colección Anglada-Camarasa de la Fundación ”la Caixa” con dos importantes pinturas de Mir y de Anglada-Camarasa, respectivamente: La cala encantada y Tormenta en la playa. Estas dos obras han sido cedidas en préstamo por la Colección Enaire de Arte Contemporáneo, gracias a un acuerdo entre las dos instituciones, para hacer dialogar a ambos artistas y hacer visibles, en CaixaForum, las dos colecciones.

Fundación ENAIRE

LA CALA ENCANTADA, DE MIR

La cala encantada es una de las obras más relevantes e imponentes de Joaquim Mir y una de las pinturas más representativas del lenguaje artístico moderno y personal que desarrolló en Mallorca. En 1902, mientras se estaba construyendo el Gran Hotel, ahora sede de CaixaForum Palma, Mir y Santiago Rusiñol recibieron el encargo de pintar siete paneles para el salón comedor. El proyecto de Mir se concretó en tres pinturas de gran formato de las costas mallorquinas: Puesta de sol, La cala Sant Vicenç y La cala encantada. Esta última permaneció en el edificio hasta 1941, año en que el hotel cerró definitivamente. Ahora, la obra se muestra nuevamente en su antigua sede.

¿Quieres recibir todas las novedades sobre CaixaForum puntualmente en tu correo?

LA OBRA DE ANGLADA-CAMARASA Surgida bajo el paraguas del posimpresionismo, la obra del pintor despuntó a partir de 1900 por las escenas de vida nocturna parisina, la calle, los locales de ocio y los interiores con luz eléctrica. Poco después, fruto de sus viajes por la Península, se añadieron imágenes del tipismo valenciano y gitano como los grandes óleos Valencia y El tango de la corona. Con el estallido de la Primera Guerra Mundial, Anglada-Camarasa se refugió en Port de Pollença y, desde Mallorca, desarrolló una nueva vertiente creativa, de paisajes líricos y colores brillante, como Atardecer en la bahía de Pollença, Después de la tormenta y, en especial, la pintura Tormenta en la playa.

Servicio de educadores

Servicio de educadores

De lunes a sábado, de 11 a 14h y de 17 a 20h, y domingos y festivos, de 11 a 14h, habrá servicio de educadores gratuito a disposición del público. Más información en recepción.