¿Dejar de fumar es como un divorcio? Decir adiós al tabaco no siempre es difícil
Conferencias y debates

¿Dejar de fumar es como un divorcio? Decir adiós al tabaco no siempre es difícil

El consumo de tabaco suele generar un dependencia tanto fisiológica como conductual de la que a menudo es difícil salir. Aquellos que quieren dejar de fumar se suelen ver abrumados por estrategias centradas en las motivaciones o en complicadas técnicas de dudosa reputación. Abandonar ese hábito tiene que ver con cuestiones fisiológicas pero también, y especialmente, con temas emocionales, de aprendizaje y de iniciativa personal. 

Las personas que pretenden romper su vínculo afectivo con el tabaco necesitan, en muchas ocasiones, ayuda profesional si quieren obtener un resultado duradero. El tratamiento de deshabituación del tabaco requiere de creatividad, constancia y, especialmente, de adaptación a las peculiaridades de cada individuo. Dejar de fumar no es difícil. Eso sí: es complejo, como todo aquello que merece la pena en la vida.                         

A cargo del Dr. Francesc Abella Pons,  Coordinador de la Unidad de Tabaquismo del Hospital Universitario de Santa Maria de Lleida e Investigador del Grupo de Investigación de los Cimientos Biológicos de los Trastornos Mentales, IRBLleida.

Horarios

Martes 15 de ocubre, a las 19 h

Colabora

Institut de Recerca Biomèdica de Lleida

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...